Al escribir este artículo leo con suma tristeza el suicidio esta semana de un pastor muy joven en Riverside California, Jarrid wilson deja dos niños y una esposa joven, el mismo Greg Laurie anunció el trágico mensaje. (1)

Por cierto escuché decir a un gran pastor y predicador mexicano refiriéndose a Jarrid como un pseudo pastor, palabras duras y difíciles.

Las personas se deprimen, se infravaloran, presentan cuadros de ansiedad, insomnios, angustia y a veces estás situaciones terribles emocionalmente los lleva a buscar puertas falsas, aún tengo fresca la nota de un niño de 8 años se ha suicidado recién por haber perdido su celular.

Por qué a veces abruptamente el día da paso a la noche y nos confundimos sin encontrar razón? Por qué a veces clamamos a Dios en momentos difíciles sin sentir su presencia?

Hubo alguien también que sintió la confusión, la angustia, la ansiedad y pidió morir, si estimado lector es nada más ni nada menos que Elias, el gran Elias, Stgo 5:17 nos dice que Elias era un hombre sujeto a pasiones como las nuestras, es decir, era muy humano como tú y cómo yo.

Te invito a leer conmigo…

1 Reyes 19:3

[3] Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida…

Cuando estás frente al peligro, nuestros sentidos se agudizan y nuestro instinto de supervivencia se incrementa, mecanismo de defensa de nuestro cuerpo, Elias precisa de alejarse del peligro, corre el riesgo de ser asesinado.

Elias ha escuchado la amenaza de la esposa del rey, Jezabel ha jurado darle muerte al profeta en 24 horas por lo que, ahora huye tratando de salvar su vida.

Si estimado lector (a), el mismo que ha oró y dejó de llover, mismo que 36 meses después vuelve a orar y llueve nuevamente, no sin antes dar testimonio de la grandeza de su Dios, poderoso, grande y temible, balaam y sus profetas enmudecieron ante la magnitud del Dios de Elias.

Pero ahora, Elias huye buscando proteger su persona, ha sido un periodo de vida muy difícil, todos los profetas han sido asesinados, el pueblo ha traicionado cósmicamente a Dios adorando dioses falsos, nadie quiere estudiar la escritura ni hace caso a las cosas de Dios, de hecho practican una liturgia dual a dos deidades Jehová Dios de Israel y Baal. El profeta tuvo que decidir orar para que la escasez de la lluvia les muestre la disciplina divina y volteen sus rostros hacia el Señor. Ahora, que su vida corre peligro vemos el corazón humano cómo está siendo atacado al punto del desfallecimiento, la presión del ministerio está rebasando al profeta.

1 Reyes 19:4
[4] Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida.

Huyó a Beerseba en Judá y solo camina sin rumbo fijo, “por el desierto” dice la escritura, imagino de esas veces que manejas sin rumbo fijo, sabes que debes regresar a casa pero desearías no regresar porque sabes que pelearas de nuevo con tu pareja, O tal vez cuando te dicen en el hospital que tus exámenes ya están y haces tiempo para no enfrentar la realidad que sabes dolerá un poco, es el momento en que la enfermedad irremediablemnte llega para quedarse y va ganando la victoria sobre tu cuerpo aniquilándote respiro tras respiro.

A veces solo huimos para no encarar el problema, o lo difícil del problema no permite continuar con la vida y pareciera que anda uno a la deriva, aquí es cuando deseas volver la vida atrás y regresar el tiempo, solo para darte cuenta que en la vida, el tiempo no regresa, su marcha siempre es hacia adelante. Cuantas víctimas de injusticia, abuso, crueldad nadan en valles de sombra y muerte pensando en si es mejor morir que seguir viviendo así.

Ignoro cuantos paralelos podríamos enunciar en este momento que encajen en este mismo departamento, lo cierto es que, regresando a nuestra lectura vemos al profeta confundido, angustiado, desea morir y así se lo pide al Señor, lee esta fuerte expresión “Basta, quítame la vida”, veo que si alguien desea morí es porque cree que no hay más por qué luchar, tal vez se sienta perdido y sin fuerzas para continuar.

Cómo se le hace para impactar al cielo? Cómo hago para que Dios me conteste? Cómo sé que El me escucha? Acaso está allí por algún lado? Por qué este silencio eterno? Tal vez es hora de declarar mi fe desierta, árida, sin vida, sin futuro. Vacía.

Se vale que un cristiano diga esto sin comprometer su fe? Mejor aún, lo has dicho ? Esta lectura refleja la condición de tu corazón ahora mismo? Sigue leyendo por favor.

Y es en este momento cuando nos preguntamos dónde está Dios?

Pues bien, Dios si está en algún lado, de hecho lo veo en su trono, imagino el trono de Dios y a Él dando una orden a Gabriel tal vez, o a cualquier otro mensajero o ángel da lo mismo. Hay una orden en el cielo, eso es lo importante. Leamos.

Vrs. 5-7 “ el ángel le tocó y lo alimentó “

Dos veces, si amigo. Antes de retirarse del trono de Dios el ángel lleva una “lonchera “ y se encarga de llevar comida. Esta lectura es bizarra, Dios le envía al profeta alimento aunque no veo la petición del profeta por un combo de hamburguesa con papas y refresco de relleno libre, más bien leo que él quiere morir, pero Dios no te va a dar nunca lo que quieras, sino lo que necesitas, gran lección. Nunca lo olvides.

Así el ángel le tocó dos veces. En la vez primera el profeta despierta come y se vuelve a dormir, quizá está cansado más que físicamente emocionalmente, y el sueño le hace huir de la realidad. Pacientemente el ángel le toca por segunda vez y eso de “tocar” eso me gusta, cuando alguien me toca me hace sentir querido, me hace saber que alguien está a mi lado, que no me ignora, significa que no estoy solo y que desea que yo sepa que con su toque físico ayuda, da paz, restaura, me hace saber que soy importante y que valgo. Porque el profeta necesita ser restaurado emocionalmente primero y luego físicamente, así con el toque divino los pedazos rotos del alma se reconstruyen, se restauran, todas las promesas de Dios se reducen a un simple toque que no es nada pero que lo significa todo.

Por eso me gusta leer esta parte de la historia, cuando “el ángel de Jehová” toca. Así se inicia la reconstrucción, para fortuna de Elias ser tocado, para la nuestra? Poder leerlo e imaginarlo, creerlo.

Afuera llueve, el jardín está escurriendo agua, mañana la vida de mi jardín lo reflejará, el agua de vida se suma a la tierra, al aire y con el fuego iluminador del Sol, elementos básicos de la vida el ciclo sin fin continúa, al menos hasta ahora. Pronto habrá más vida en mi jardín.

Aunque también pienso en los animalitos que viven ahora mismo y se están mojando, pienso en los pajaritos bebés, cigarras, zarigüeyas que buscan alimento en la noche, a ellos me gustaría avisarles que pronto dejará de llover y pronto saldrá el Sol y ellos aprenderán a cantar de nuevo (2)

Así también cuando veo que alguien está atribulado, que le está lloviendo fuerte y que tiene frío, aquel que está mojado y aterrado, a él también quiero hablarle

Cuando se de alguien que está atrapado en al alcoholismo, o que su matrimonio está por disolverse aunque hace mucho ha terminado, solo es cosa de tiempo, también a él quiero hablarle.
Cuando se de aquellos que buscan trabajo sin éxito, aquella mujer que enfrenta peligros diarios por ser bonita, cuántas personas viajan en vagones regresando a casa cansados y vacíos sin que llevar a casa para comer.

Cuantos hijos o esposas se dormirán esperando a que llegue papá y este no regresará nunca más. A ellos me gustaría leerles este pasaje de cuando Dios envía a su ángel a darle alimento a Elias.

Porque así como Dios procuró a su hijo Elias, debemos señalar que él está seriamente interesado en los asuntos humanos de cada persona sea su hijo o no y debo acotar que Dios usa veces, circunstancias difíciles con un gran propósito, tal vez podrías estar empezando a pensar si en esta situación Dios te ha estado hablando?

La angustia que ha tenido Elias no fue ignorada por Dios, más bien fue atendida puntualmente, cada circunstancia difícil alrededor de ti, es conocida en el mismo cielo y es atendida, aunque no lo veas, aunque lo escuches de labios del propio Elias, hay alguien mayor, afortunadamente para Elias y para nosotros.

1 Reyes 19:8
[8] Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.

Podríamos pensar antes de leer este versículo que la prueba había terminado y que el profeta estaría restaurado , en este punto podemos y debemos decir que en realidad las cosas no habían acabado, habían iniciado apenas, el por qué de este momento de angustia? Ah! si, es parte de la preparación del profeta, será enviado al desierto, a su propio desierto. Aún debe ser pulido. Todo sigue su curso para el profeta, por cierto, el Monte Horeb donde Moises tuvo que quitar su calzado porque allí era un lugar sagrado, aquel lugar es el mismo donde Dios escribió con su dedo la ley. Si señor, el mismo monte.

Vendrá un desierto para Elias, lo superará; vendrá un ministerio más ante reyes, declarará oráculos de maldición para otros más, le enseñará a Eliseo cómo es la vida de profeta, él se quedará con la estafeta del llamado de Dios. Y un día su deseo en medio de la prueba de morir, él mismo podrá constatar en carne propia, que no morirá, será arrebatado en un torbellino. 2 Reyes 2:11 y solo se dejará ver nuevamente con Moisés y Jesús en el Monte de la transfiguración.

La gran lección de esta parte de la historia, es que a los que aman a Dios todas las cosas les suceden para bien (Ro. 8). Y esto significa que habrá situaciones muy difíciles en nuestras vidas, pero que no debemos olvidar nunca, que el Señor está allí en medio de la tormenta. Siempre ha sido así, no tiene por qué ser diferente contigo.

Es normal sentirse sólo, angustiado, deprimido y sin saber qué hacer, somos humanos. Pero siempre debemos recordar que alguien en su trono, está por enviar a su ángel para que seamos tocados y es muy posible amigo lector que tal vez hoy uno de esos mensajeros sea enviado hasta la cueva o el desierto donde te has refugiado ( u escondido) y de pronto seas tocado y alimentado, si esto es así, puedo decirte que estarás iniciando una aventura espiritual con Dios, la vida inicia siempre con un desierto, Moisés, Pablo, nuestro Señor Jesùs, Pedro.

Retomando la frase de Illapu, grupo chileno de trova “ un día en la mañana cuando salga el sol, aprenderemos a cantar de nuevo” (2)

Por cierto, en mi jardín sigue lloviendo.

DTB

AT

Nota bibliográfica

(1) Pastor que luchaba contra la depresión se suicida
www.noticiascristianas.com

(2) Illapu grupo chileno de trova latinoamericana

Pin It on Pinterest

Share This