1 Pedro 3:7
[7] Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Después de varias campañas publicitarias en Internet nos hemos percatado que más del 65% de interesados en temas matrimoniales son mujeres y eso es muy significativo, en una recién campaña en la Ciudad de México, entre quienes dieron like, quienes pidieron informes o mostraron interés no hubo un solo hombre todas fueron mujeres.

¿Qué pasa amigo que me lees?

Mujer que estás leyendo ahora, ¿por qué tu pareja no muestra el mismo Interés?

Algo está pasando con los matrimonios actualmente, están en desuso y van hacia el aniquilamiento dentro de una sociedad cada vez enfocada en las alternativas de género, de convivencia y de tolerancia.

¿Por qué los matrimonios se están destruyendo?

Porque hemos olvidado la verdad eterna de Dios para nosotros los hombres, Dios nos ha dejado la tarea de continuar que ellas sean dignificadas tal como mostró el Señor Jesucristo en su ministerio.

El apóstol Pedro nos dice que vivamos con ellas sabiamente y nos da la instrucción completa:

  • Debemos darles honor
  • Debemos saber que son vasos más frágiles
  • Son coherederas junto con nosotros de la gracia

Y ahí te va la razón de esto:

Si no quieres que tus oraciones sean estorbadas.

Reflexionemos al respecto caballero que me lees, si alguien sabía de cómo tratar a una mujer era Pedro, ahora mismo veo pestañas paradas y miradas de extrañeza, ¿Pedro? El era apóstol y estás en lo cierto, apóstol casado.
¿Qué estás diciendo? ¿Casado? ¡Si señor!

Mateo 8:14-15
[14] Vino Jesús a casa de Pedro, y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre. [15] Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.

Cosas de matrimonios

Veamos un pasaje más por favor:

1 Corintios 9:5
[5] ¿No tenemos derecho de traer con nosotros una hermana por mujer como también los otros apóstoles, y los hermanos del Señor, y Cefas (Pedro)?

Que fuerte enseñanza tendremos hoy, la suegra de Pedro estaba tan enferma que Jesús vino y la sanó, Pedro hospedaba a su suegra lo cual nos indica que probablemente ella era viuda y vivía en casa del yerno.

Y en la defensa del apostolado de Pablo, él mismo argumenta que su compañero de milicia Pedro (Cefas) estaba casado y en el ministerio su esposa lo acompañaba.

 



 

Así que cuando leemos el pasaje de 1 Pedro 3 (anotado arriba) si alguien nos aconseja sobre la relación matrimonial es Pedro mismo, vaya autoridad como lo hace.

Si, el hombre rudo, loco, de mecha corta (o sin ella) que era un hombre arrojado que pidió a Jesús que si quería podrían orar en ese momento para que cayera fuego del cielo y que consumiera a aquellos hombres rebeldes, aquel que cortó oreja a Malco, a quien se le ocurre ir con su maestro de noche y ¿armado con un cuchillo? Vaya locura.

El matrimonio en la Biblia

Pues si lector querido, a ese mismo hombre lo leemos en su epístola diciéndonos a nosotros veintiún siglos después: muchachos la cosa es así en mi casa, mi esposa es un vaso más frágil, yo le doy el honor que merece, al final ella mantiene la igualdad ante nuestro Señor y más me vale que yo le dé el honor que merece, de otra manera mis oraciones no rebasarán el techo. Sólo cuando mantengo la extensión de la dignidad recuperada para ella cuando mi Señor Jesús se las devolvió es que mis oraciones llegan al trono de la gracia.

Debes saber que la mujer a lo largo del AT, tuvo que “aguantar vara” al ser considerada mujer de segunda clase, ahora entendemos a la mujer samaritana que le cuestiona a Jesús, ¿por qué me hablas hombre judío, que no sabes que no nos llevamos bien? ¿Por qué me hablas?

Para la Biblia la iglesia de Cristo es considerada la novia, que un día tendrá las bodas del cordero y en aquel tiempo la iglesia será presentada como la esposa de Cristo, pura, santa, sin mancha. Es decir, con honor, como algo muy frágil y con la seguridad de ser coheredera con Cristo, sí señor, la novia que el Padre ha dado a su hijo, la iglesia.

Por eso hemos dicho que el matrimonio es un reflejo del cielo en la tierra y Dios nos ha encargado a los hombres amarlas tanto como Jesus amó a su iglesia y se entregó por ella.

Oracion para el matrimonio en crisis

Hombre que lees esto, ¿no te gustaría tener una relación con Cristo íntima, agradable, exitosa? Si la respuesta es sí, entonces ¿qué haces que no la has tratado como a vaso más frágil? Has ignorado el consejo y la has mancillado, defraudado, abusado, vejado , golpeado, lastimado en su alma, en su cuerpo, por eso no tienes respuesta de Dios, tus oraciones tienen estorbo, no son oídas, están relegadas al cajón de las preguntas inútiles, es más ni siquiera llegan al techo tus peticiones, ¡entiende!

Es hora de entender amigo, es tiempo de arrepentirte, es momento de ponernos a cuenta con Dios y con ellas, que allí están, aún.

¿Cuántos hombres han perdido a sus esposas, por causa de su propia ineficacia de no desear el bienestar de ellas? Pero nadie sabe lo que tiene, hasta que lo pierde, así dicen en mi pueblo.

¿Quieres hijos obedientes? ¿Responsables? ¿Que sean exitosos? ¿Quieres una esposa a tu altura? Empieza por darle el honor a ella y Dios bendecirá tu vida, tu relación matrimonial y de paso esta alcanzará a tus hijos, si un matrimonio tiene problemas con los hijos o entre los esposos es por la irresponsabilidad del marido, no hay vuelta de hoja, eres tú amigo, no ella.

Tal vez estás a tiempo, no pierdas más tiempo. ¿Allí sigue a tu lado? Resuelve los pendientes, Dios todavía puede restaurar tu matrimonio, recuerda a Pedro diciéndonos “muchachos en casa así es la cosa, aprendan de mí “.

Oracion para el matrimonio en crisis

Dios te bendiga y nuestro deseo es que tus oraciones rebasen el techo de tu casa, por tu propio bien.

DTB

AT

 

Leer también:

El estanque de Betesda

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest

Share This