Ninguno Señor

Ninguno Señor

Jn 8:5 y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres… tú, pues que dices? Allí estaba enmedio de la multitud sin poder defenderse, no mas secretos, y en un mundo de hombres, imposible defenderse, como mujer el panorama se complicaba aún más. Ya estaba...

Pin It on Pinterest